6.6.13

Mejor todo.

Hace casi cuatro meses que empecé a ser mejor. Mejor en muchos sentidos. 
Me convertí en una versión mejor de mi mismo, esta claro que ocurrió por asociación, porque todo se pega y los acontecimientos me empujaron a tener que serlo.
Desde hace un tiempo me siento mejor en general.
Pienso menos en lo malo, dejo un poco de lado las preocupaciones inherentes a la mierda que arrastro y me preocupo más por los problemas reales que se presentan, supongo que de algún modo jerarquizo.
Si bien las limitaciones de mi enfermedad me siguen jodiendo la puta vida, es la mejor manera de decirlo, me han jodido conciertos, trabajos, proyectos, me limitan de algún modo las relaciones con los demás (ahora mismo podría estar en un festival de cultura digital al que me muero por ir y aquí me tenéis, en una biblioteca no haciendo lo que tengo que hacer y pensando en que quiero estar, o durmiendo la siesta con una mujer en bragas o viendo hablar a gurús con algunos de mis mejores amigos) estas limitaciones me están haciendo planteármelo todo de otra manera.
Desde hace casi cuatro meses leo mejores libros, escucho mejor música, paso mejores días, veo mejores películas, supongo que en parte por como se ha ido despertando mi cerebro poco a poco después de la quimio y por la “necesidad“ que siento de ser mejor de estar a la altura.
Como mejor, follo mejor, vivo mejor. Esto además es algo básico, sin estas tres cosas, sin mejorar en estas tres cosas, entonces estaría todo mal.
Mi cuerpo responde al esfuerzo con mucha más facilidad, me canso menos, estoy más fuerte, he dejado de sentirme débil.

Es cierto que sigo teniendo ataques de odio extremo, de mezquindad, de ganas de matar, de celos o inseguridad. Eso es normal, supongo que algunos se vuelven mejores personas de una manera más radical y se convierten en santos y otros nos volvemos mejores de otra, odiando un poco menos y tratando de ignorar lo que debemos ignorar.

Esta claro que mis amigos me hacen mejor, mi familia me hace mejor, y que tú me haces mejor. 

Me sigue dando todo un poco de miedo, sigo con esa sensación de no merecer lo que me pasa, lo bueno que me pasa, es una sensación que muchos compartimos y que no es justa, pero es un sentimiento pegajoso que se te agarra y que es muy difícil quitarse de encima. Sentirse mal por tener algo bueno. 
Esto es una puta mierda.

Hay cosas y personas que lo mejoran todo. Yo llevo cuatro meses casi cantando bingo, mejorando poco a poco en todos los aspectos, haciendo las cosas un poco mejor, de una manera más correcta.

Me hacéis mejor. Me haces mejor. Me hago mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada